Tornasol vendido

¡Hola, compañera o compañero de este viaje que termina hoy!

Gracias por haberme seguido durante este tiempo.

El terreno ha sido adquirido hoy 27 de julio de 2022 por una familia que lo va a hacer muy bien allí. Es un proyecto familiar de bioconstrucción, ecología y espiritualidad.

Está en muy buenas manos.

Yo vivo en un apartamento adquirido hace 1 mes que dista tan solo 4 kilómetros del terreno de lo que fue el espacio de experimentación del proyecto comunitario Tornasol. Iré a ayudarles en invierno durante la cosecha de la mandarina, será un placer para mi seguir conectado a ese lugar y apoyar su proyecto. ¡Que gusto que sean ellos! Vivían ya por aquí y nuestro círculo de amistades es el mismo. Llegaron como llovidos del cielo una semana después de poner el anuncio de venta y no dudaron en decidirse a comprarlo. ¡Felicidades!

Por mi parte, ahora vivo en un residencial urbano de 53 vecinos con garaje y piscina, es mi siguiente etapa en mi proceso de vida comunitaria. Es un reto en el sentido de que no es una comunidad intencional y significa tener que relacionarme con todo tipo de seres humanos, con los alternativos y los normales, con gente de la localidad, de otras zonas de España y del extranjero.

Por todo ello, siento que Tornasol ha sido un éxito para mi y para el terreno. He cubierto un aprendizaje que tenía pendiente desde hace años y ahora paso a la siguiente fase: vivir en un pequeño pueblo dentro de una comunidad de vecinos. ¡A tope!

Necesito vivir solo. Necesito un espacio que también me sirva de local de ensayo para mi música de cantautor. Es mi templo, donde me conecto con el cosmos y me recargo en la comunicación interna con mi ser superior, quien quiera que este sea.

Con respecto a la lectura que hago del proceso grupal y las conclusiones que les podrían servir a quienes inicien un proceso de este tipo, se me ocurre algo que compartir y que es solo mi versión de los hechos, no la del grupo:

El mayor riesgo que yo he vivido durante este año y que ha supuesto la mayor fuente de estrés ha sido compaginar el liderazgo con el trabajo de equipo. La sensación que he sentido ha sido que no había forma de unir al grupo porque unos demandaban mayor definición y otros mayor grado de toma de decisiones en grupo. Definir suponía liderar y eso ha sido recibido como autoritarismo por quienes demandaban horizontalidad.

Por otra parte, tomar decisiones en grupo impedía la posibilidad de definir el proyecto porque había muchas opiniones divergentes. Por tanto y usando la metáfora del agua de la ducha de la vivienda familiar, siempre estaba o demasiado fría o demasiado caliente pero nunca a gusto de todos. Por más vueltas que daba al asunto no llegábamos a un punto de encuentro, y en medio siempre estaba yo tratando de ofrecer un plan que generase cohesión y entusiasmo.

Es imprescindible diferenciar entre lo que ya está definido por el grupo impulsor y lo que es objeto de definición posterior por los miembros que se vayan incorporando. Si el grupo impulsor no tiene suficiente cohesión, eso se notará posteriormente cuando entren nuevos miembros y comiencen a cuestionar los límites que marcan la visión, la misión y los objetivos de la comunidad. Si ni siquiera hay un grupo impulsor y es un solo individuo quien lleva el liderazgo el asunto se complica más todavía.

Algunos y algunas de quienes han sido miembros del proyecto siguen por esta zona y con ganar de formar parte de otro proyecto comunitario, yo no.

Nada más. Gracias por la lectura.

Esta web seguirá operativa hasta el año que viene.

2 comentarios sobre “Tornasol vendido

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: